26.7.08


Sigo en geeklandia. Hoy la fila para entrar al panel de Heroes: Villans era una obstáculo insalvable. Daba vuelta al centro de convenciones, llegaba hasta la marina, y puedo casi asegurar que un tipo vestido de Jesús caminaba sobre las aguas del Pacífico. 

Hice el oso de mi vida: un look alike de Kevin Smith me miró con extrañeza cuando le pregunté si era el famoso director. Rió complacido por la exactitud de su disfraz. Los pies y los ojos se cansan en una convención así. Alguna vez un amigo me dijo que lo más puro del mundo es un gordo contento en su cuerpo. Hoy he visto gordos, flacos, jóvenes y viejos contentos en sus disfraces. No sé si sea algo puro, pero al menos tener la frente tan en alto cuando sabes que has hecho el ridículo, tiene cierto mérito. 

3 No comments?:

Cinemática dijo...

Jejeje...

A todos nos pasa alguna vez.

Disfruta tu estancia en geeklandia mi querido César, que acá el DF continúa nublado y sin sabor.

SalU2

JIM dijo...

is it weird that I get excited porque CASI conociste a Bluntmant in the flesh?!! haha (and yep, yo tengo esa figura de silent bob sobre mi tele todavía...)

JIM dijo...

disculpa, Bluntman. No, Blunmant.