26.12.08

Después de más de un año de no hacerlo, me rasuré. Casi no me reconozco, G dice que me quité diez años de encima. Hoy, al despertar, me vino a la mente esa escena en El fugitivo en que Harrison Ford se quita una espesa barba; o aquella en Ligeramente embarazada donde el pobre diablo que por una apuesta se dejó crecer la barba por meses al fin se puede rasurar. Así el cine, así las barbas.

24.12.08

22.12.08

..:: vota por mi relato ::..

VOTA POR MI RELATO EN

www.mobica.com.mx


Ve a galería de relatos y ahí vota...

18.12.08





No cabe duda: George W. Bush es uno de los presidentes norteamericanos más controvertidos de la historia, y los meses que sigan a su mandato serán un vaivén de opiniones sobre una de las épocas más cambiantes del mundo contemporáneo. Algunos lo recordarán por haber "protegido" a su nación, otros por la estupidez gubernamental mostrada tras Katrina, otros por invadir a Irak sin motivo aparente, otros más por sus dichos y tropiezos verbales. Algunos por el zapatazo que dio el acento final a su presidencia. Borracho convertido en político reformado, de hijo problema de Bush Sr. a presidente. Los matices que cubren la vida de este personaje son variadísimos: el tipo puede caer "bien" en su candidez, y aún así sus actos son injustificables, aún si nacen de una estricta moral, de un worldview en que en realidad él creía hacer el bien. Por todo esto, una biopic sobre su persona debería de ser campo fértil para el escándalo, e incluso para reflexiones sobre el poder y la responsabilidad que conlleva, amén de las ricas posibilidades como un noir político, con personajes arquetípicos como el Rasputín que es Dick Cheney. Y bueno, si esa biopic es dirigida por un pirómano de conciencias como Oliver Stone, versado, además, en los enramados presidenciales, pues una película sobre el presidente texano debería de ser explosiva, brutal, tragicómica.


Pero no. W de Oliver Stone es banal, complaciente y, lo peor de todo, tibia. Es correcta en su realización, episódica como película made for TV. Pero pareciera que lo que busca Stone, y contrario a sus declaraciones públicas, no es denunciar la incompetencia del presidente que saldrá el 20 de enero, sino justificarla. Lo justifica con los celos hacia su hermano Jeb y la tristeza por la desaprobación paterna, el amor/odio a la botella de Jack Daniels que siempre lo acompaña, su incompetencia con la vida en general. Creo que Stone fue invadido por el oportunismo y lanzó esta cinta antes de las elecciones. Sin embargo, no levanta ámpula. Las actuaciones, eso sí, son más que dignas: Josh Brolin es un Bush bastante creíble, así como Richard Dreyfuss en el papel del maquiavélico Dick Cheney, verdadero puppet master de estos ocho años en que el mundo se ha visto hundido en la ley de la tortura, la crisis y los sembradíos de cadáveres.


Al final, la efigie del presidente no es de derrota, sino de histrionismo (como el póster de aquí abajo), de no saber qué hacía ahí en la Casa Blanca, de saberse chico para el puesto. Tan chico como Stone, por sorpresa, se reveló ante este reto incumplido.


13.12.08

..:: top 10 cine 2008 ::..

Ojo: son las cintas ESTRENADAS EN MÉXICO en este periodo.

1. A la orilla del cielo de Fatih Akin
2. Wall*E de Andrew Stanton
3. Petróleo sangriento de PT Anderson
4. Media Luna de Bahman Ghobadi
5. 4 meses, 3 semanas y 2 días de Cristian Mungiu
6. Reprise de Joachim Trier
7. La escafandra y la mariposa de Julian Schnabel
8. El caballero de la noche de Christopher Nolan
9. Camino salvaje de Sean Penn
10. Vicky Cristina Barcelona de Woody Allen

Se quedaron fuera:
Sobreviviendo a mi ex de Nicholas Stoller
En el valle de las sombras de Paul Haggis
Antes que el Diablo sepa que has muerto de Sydney Lumet
Leatherheads de George Clooney (¡DIRECTO A DVD!)

30.11.08

..:: domingo ::..


Leo, releo a Raymond Carver. Qué envidia. Qué bendición.

25.11.08

Hace poco volví a ver Rear Window de Hitchcock, y además de asombrarme por la destreza técnica y lo cañón que el gran gordo era para escribir, ah, y de enamorarme de Grace Kelly –Hollywood en su pleno estado de gracia–, me puse a reflexionar sobre mi propio caracter curioso, casi vouyerista. ¿Quién no se ha visto tentado, cuando se encuentra en un edificio alto, de esos que ofrecen una vista plena al panal citadino, a tomar unos binoculares y ver? Yo, al menos, sí. Y lo he hecho: en Nueva York con el zoom de mi cámara, en Campeche con la camarita de mi celular, en Barcelona desde la ventana de un hostal caliente y supongo que hasta pulguiento –aún recuerdo a la viejecilla catalana que tomaba sorbitos de un licor y veía las telenovelas y olía casi compulsivamente el humo que salía de un olla de esas que ya no se hacen, de esas que guardan los sabores y los secretos familares por décadas–. Lo hago aquí, en la redacción, no mirando a la ventana, sino tratando de descifrar qué es lo que pasa por sus cabezas, qué música los hace tararear –hay una compañera que baila, canta y sonríe, feliz, para sí misma–. Todos tenemos un poco de vouyerista, y seguro si yo me encontrara en la situación de James Stewart habría hecho lo mismo. Sentado ahí todo el día con la pata rota y todo un escenario de proporciones trágicas frente a mi. En fin, los dejo con el inicio de la cinta...Y con el trailer de una película que es todo un clásico en esto del vouyerismo, The Conversation de Francis Ford Coppola, un clasicazo que terminó hecho sandwich entre las primeras dos partes de El padrino-


 








17.11.08

Comienza como un ardor en la base de la garganta, después es una marcha de hormigas en los oídos; siguen los ojos llororos, los sueños febriles. Sí, la Navidad se aproxima.




Lake Tahoe de Fernando Eimbcke

Sí, Eimbcke es de los directores más talentosos con los que contamos, hábil a la hora de destilar la vida y presentarla en fragmentos ricos en significado. Lake Tahoe es, también, mejor que Temporada de patos, más redonda, menos pretenciosa. La historia de un adolescente perdido en los abismos del duelo –muere el padre–, metido en un laberinto de relaciones y complicidades nuevas en Progreso, Yucatán, nos recuerda, como el mismo Eimbcke acepta, a Bresson o el primer Jarmusch, a Ozu, incluso. Que un autor en ciernes tome a este trío de la contemplación como influencia no es nuevo, pero que lo haga uno mexicano –así como Reygadas recurre a Dreyer–, sí. Se celebra que alguien tenga las agallas de hacer un filme así de anticomercial en una industria que se sostiene de hilos sobre el acantilado. Que las tomas sean amplias y no sigan al personaje, que haya fades a negros largos como la noche –a mí me cansaron, sí, pero los comprendo–, que los episodios –pienso, ahora, en Mystery Train de Jarmusch– poco digan de inicio y mucho terminada la película, digerida. Hoy se exhibe en la Muestra Internacional de Cine, pero en su corrida comercial contará con 15 copias y corre un riesgo latente de dar el famoso "semanazo". Esperemos que no: hay que apoyar a los necios.

P.D. Es una pena que no se cuiden las copias de filmes como éste. En un complejo de Altavista, donde yo la vi, la copia tiene un rayón que se traduce en un hilo verde fluorescente de extremo a extremo de la pantalla. Pésimo. Me sucedió lo mismo con el Hamlet de cuatro horas, en la Cineteca, hace años. Recuerdo más el gusano incandescente que la actuación de Kate Winslet, y eso es mucho decir.

30.10.08

regreso, salgo de la ultratumba que significa levantar un proyecto en tiempos de crisis. ¿como pedirle mas a los que trabajan por poco?

19.10.08

..:: judgement ::..

18.10.08

¿y si gana obama? ¿si el sueño se transforma en el poder y el poder lo devora? anyway, yes he can. yes, "that one"

13.10.08

Como se debe, este lunes lo empiezo cuesta arriba. Un purgatorio de teclados, cifras, gente irresponsable o idiota o ambas, café quemado, cierres editoriales, estadísticas de visitas web, juntas, juntas, juntas....

Amanecí con un tremendo dolor de espalda: en mi sueño, era un domador, y en pleno acto circense un tigre me caía con todo su peso, me rompía la cadera y me llevaban de urgencia a un hospital en Rusia, creo, donde una enfermera me anestesiaba con una epidural. Nada que un poco de pomada del tigre no solucione.

9.10.08

Hay un blog que frecuentaba y cuya autora no postea hace meses: ¿se habrá mudado, estará harta de escribir, seguirá viva? ¿Qué pasa con los blogs de los muertos o los que se abandonan a la vida?
Hay, hoy, dos cosas que sé de cierto: que la salida del Metro Polanco es el lugar en la tierra con más personajes wesandersonianos por metro cuadrado, y que jamás sabré por qué lógica natural los perros orinan en las esquinas.

2.10.08

Termino, bastante perturbado, de ver Funny Games US (Juegos sádicos). Perturbado, sí, por la trama de la película, pero más por un fenómeno que he visto repetirse en varias ocasiones en las salas de nuestro país, y en ningún otro. Ante situaciones de violencia o humillación extremas en la pantalla, la gente ríe, el espectador se divierte. En esta película de Haneke, dos sicópatas obligan a una mujer a desnudarse mientras le ponen una funda de almohada a su hijo en la cara y su esposo yace en el sillón con la rodilla rota, sangrante. Y la gente ríe. Me dio casi tanto asco como los actos de los sicópatas en la pantalla. Recuerdo que cuando fui a ver Magdalene Sisters me indigné cuando en la escena en que la madre superiora desnuda a las internas y se burla de sus cuerpos, de la flacidez, del vello púbico, el público se reía. Se divertía, incluso. Aquello era una violación en más de un sentido y ahí estaba el espectador, comiendo palomitas y riendo. Lo mismo que en Funny Games US.

¿Por qué ríen? ¿Qué dirán cuando ven las noticias, los decapitados, los secuestros, los litros de leche letalmente adulterada?

Que alquien me explique, por favor.

26.9.08


McCain�s Economic Plan For Nation: 'Everyone Marry A Beer Heiress'

25.9.08

Llueve sobre la ciudad. Es una de esas lluvias tenaces que lo hacen pasar a uno de la melancolía al tedio. Las gotas dejan de ser cursis, poéticas, y se convierten en transparentes aves de mal agüero. Supongo que me siento así porque mañana cumplo 30. 30, ja, como Jennifer Garner cuando se brinca de los 13 a los 30 en la chick flick ésa, o como Christopher Moltisanti en The Sopranos o como... La lluvia, lo repito, es de esas tediosas, ¿si no cómo puse a Garner y Moltisanti en la misma oración? En fin, esta lluvia me hace recordar a las mejores lluvias que he visto en el cine. Lluvias de película. Lluvias que me hicieron reír, llorar, estremecerme. Algunas cursis, otras crueles como tortura china. No necesariamente me gustan las películas completas, pero, ay, esas lluvias. Son lluvias de agua, de fuego, de arena. Se las dejo, adivinen las películas.














22.9.08

..:: la virgen de los sicarios ::..

Releí esta novela de Fernando Vallejo, se la presté después a Scheffler.

Asiento, triste: sí, esa Colombia de hace años es el México de hoy.

México, sí, colombianizado.

..:: mi otro blog / mi otro yo ::..

La vida después de Muybridge

19.9.08

Regreso a este espacio después de tenerlo abandonado por unos días, unas semanas, unos meses, qué se yo. Estaba siéndole infiel, sí, con otro espacio, que espero visiten:

www.premiere.com.mx

Allá tengo otro blog, "La vida después de Muybridge", que estará más enfocado a cine.

Regreso, pues.

7.9.08

..:: the perfect sunday brunch? ::..

El portero del edificio a tres edificios del mío dice: "Uy, señor, llevó aquí 43 años... desde que tenía 25". "¿Y está contento?", le pregunté. Se quedó callado por unos segundos, después me dijo: "Sí, muy contento, es mi casa".

Quién fuera él. Se le veía en paz. ¿Por qué yo busco siempre cambiar algo, remodelar, crear proyectos nuevos, intentar, fracasar o salir bien librado?

1.9.08


Dice Jena Jameson en la sección What I've Learned de Esquire (más de sus verdades, aquí):


I'm a paradox wrapped inside a paradox.
¿Ir o no ir a la marcha?

No fui.

30.8.08

..:: keaton, chaplin ::..

..:: mickey ::..















Camino por el departamento. Pocas veces en un sueño los espacios son tal y como se perciben en la realidad, pero éste era uno de esos casos. Todo estaba a media luz: la electricidad iba y venía, los focos se reventaban. En el estudio, mi iMac olía a quemado, víctima de los cambios de voltaje. La luz del estacionamiento se prendía y apagaba, como una estrella. Pensaba en la información que perdía en mi computadora, pensaba en la tele y sus mecanismos calcinados. Pensé, incluso, en el río de chispas dentro de las paredes. La luz, pues.

18.8.08

..:: por qué no escucharon a mafalda? ::..

..:: leatherheads/in the valley of elah: cine a contracorriente ::..


Hace ya varios fines de semana que G y yo no podíamos estar solos y sin nada qué hacer. Entre bodas, visitas en casa, viajes planeados o inesperados y la ya eterna remodelación de nuestro departamento, eso de dominguear no se nos había presentado hace dos, tres meses. Fuimos a Blockbuster y rentamos, medio dudosos, dos películas: Juego Sucio (Leatherheads) de George Clooney y En el valle de las sombras (In the Valley of Elah) de Paul Haggis. La primera se fue directo a DVD y fue recibida tibiamente en EUA; la segunda es dirigida por Paul Haggis, cuya ópera prima, Crash, es a mi parecer de las películas más sobrevaloradas de la historia. Pero qué buenas sorpresas: ninguna es algo nuevo o revolucionario, pero tienen un regusto a otra época, a ya visto, incluso. Esto no es necesariamente malo. Leatherheads narra los albores de la NFL, pero sabemos que en manos de un director tan diestro como Clooney -cuya obra, en éste su tercer filme, profundiza en los derroteros de la celebridad-, el filme será todo menos aburrido. Los ambientes recuerdad al Oh, Brother, Where Art Thou? de los Coen y los diálogos y situaciones al mejor cine de Capra, en especial a It Happened One Night (la escena del tren entre Clooney y Zellweger, eco de Gable y Colbert). Los personajes hablan rápido, como máquina de escribir en redacción de periódico viejo, y fuman puro y beben whisky a las 10 de la mañana. Clooney sigue demostrando talento, aunque, se acepta, este filme esté fuera de tiempo: es inocente, inteligente y entretenido. Nada más alejado que la corriente erótica y violenta sobre la que nada el Hollywood contemporáneo. Por su parte, In the Valley of Elah sirve de lienzo para los geniales brochazos histriónicos de Tommy Lee Jones, como un padre que investiga la muerte de su hijo soldado tras regresar de Irak. Muy al estilo de Costa-Gavras (la referencia obvia es Missing), Haggis teje un fino hilar que a la vez sirve de thriller competente y de desoladora anatomía (¿autopsia?) de un personaje. Es, además, un indictment del aparato de guerra norteamericano y la manera en que hiere de muerte tanto a sus enemigos como a los suyos. Quizás un poco melodramática, sí, pero a contracorriente y mucho más cercana al ánimo de Million Dollar Baby (el guión es de Haggis) que a Crash.

Clooney y Haggis: ojalá hubiese más voces como las suyas, la contracorriente inteligente.

17.8.08

más fotos de albert watson aquí

16.8.08

..:: biósfera 2 ::..

Es un hecho: me es casi imposible descansar. G preparó un desayuno delicioso: bagels cubiertos por queso y adornados con tomates cherry, en el hornito. Sobre ellos, tocino de pavo, crujiente. "No, no pongas el extractor, me gusta el olor del tocino, es cozy, de hogar", me dijo G y me hizo sentir, sí, como si una cobija me cubriera. Después ella fue a trabajar. Yo escuché a Louis Armstrong a todo volumen. Después bañé a Rothko, quien ahora ronca panza arriba en su cama. Intenté dormir, viendo la manipulación mediática de FOX NEWS... después desperté, y en la pantalla se desplegaba una imagen que desató mis recuerdos: BIOSPHERE 2, ese experimento en el desierto de Arizona que tanto furor causó en los 90. Resulta que en la secundaria gané, junto con un grupo de compañeros, un concurso de la SEP para visitar ese domo en que investigadores vivían alimentándose de plantas y animales ahí guardados. Un hábitat autosustentable, decían. El proyecto se abandonó, hubo escándalos, y ahora replica a una selva y se hacen investigaciones. Pero yo fui en segundo de secundaria, cuando Kurt Cobain estaba de moda y yo estaba harto de la escuela religiosa en la que pasaba mis días. Recuerdo, además, que haciendo las maletas para el regreso, vimos algo en las noticias que nos dejó helados, no por preferencias políticas, sino porque mis compañeros y yo sabíamos que regresaríamos, ese mismo día, a un país transformado: Luis Donaldo Colosio había sido asesinado. En CNN no dejaban de pasar la imagen del anuncio de la muerte, el balazo en la cabeza, los ecos del magnicidio. México era de pronto importante en el desierto de Arizona, junto a ese domo en que se intentaba replicar a este puto mundo. En mi walkman escuché el NEVERMIND mientras el avión surcaba el horizonte. Y los tipos que estaban metidos en la BIOSPHERE 2 ignoraban todo: para ellos Lomas Taurinas era un paraje perdido, sí, en otro mundo, en otra biósfera. Nevermind, qué palabra.

..:: esto no es un insomnio ::..







me duele la espalda: la presión nace de la última vértebra, casi en el coxis, y sube hasta la nuca, la base del cráneo, ese punto del que pende la vida. despierto: me creo, una vez más, como toda la semana, víctima del insomnio. pero no: son las siete de la mañana. de hecho, dormí más de lo habitual, 1:45 más. me tropiezo por el pasillo, preparo la cafetera, me tumbo en un sillón, tomo mi ipod y escucho a nick drake, suena black eyed dog y acaricio la cabeza de rothko, mi schnauzer, un schnauzer que no ladra como los de su raza, que de ser humano tendría la voz de jeremy irons y sería algo así como un lord o un crítico o un mayordomo inglés. busco una revista: jessica simpson se rasura en la portada de esquire. leo una ficción, "april 20, 2008", y me reconforta toparme con uan voz nueva, la de benjamin percy, que se parece a la del tipo que vivió en méxico y ganó el booker con vernon god little... ¿cómo se llama?... demasiado cansancio para buscar la laptop, sobre la que ahora escribo, y googlear su nombre. es un nombre como de cantante de blues o de aristócrata sureño... lo busco, ahora: dbc pierre, se llama. es australiano, no gringo, pero la novela pasa toda en esa américa violenta que los extranjeros suelen imaginar. pienso en boris vian y su "I spit on your graves"... la leí rumbo a nueva york, un día antes de entrevistar a ese borracho simpático que es Russell Crowe. fue un dia antes de que él le lanzara un teléfono al inepto recepcionista: un día antes de que la prensa se lo comiera vivo por hacer algo que todos, confesémoslo, hemos querido hacer alguna vez. si alguien es estúpido, o huevon, o imbécil por el simple placer de serlo, por el simple regodearse en la mediocridad, dan ganas de golpearlo, de tener un día de furia, de mandarlo a la chingada sin miramientos. pero si lo haces, el mundo te condena. termino de leer la historia, que también me recuerda a un poema de martín espada que trata también de un janitor. suena la cafetera, está listo el café. rothko me reclama más palmadas en la cabeza. rothko, antes de vivir acá, vivía con un chivo en una azotea. true story. el chivo le pateaba la nariz y lo adoptamos con la nariz rota. ahora es feliz, espero creer, y cada día es más humano. el departamento huele a pintura fresca, un olor un tanto dulce, un tanto de panadería. despierto, escribo esto, me preparo para el día, para el vacío que es el sábado, para el dulce abismo que es el no tener que trabajar.

14.8.08

..:: qué ganas de ir a la Luna ::..

Ayer, presa del insomnio provocado por un mosquito, caché Fight Club en la tele.
"The things that you own, end up owning you".
Qué cierto es esto... me lo recuerda el estado de cuenta de la tarjeta de crédito cada mes.

12.8.08

Me topé con esta foto gracias a Stumble Upon. Buena forma de iniciar el martes.


11.8.08

..:: the edwards affaire ::..


En la política nada es fortuito. Si estábamos esperando un as bajo la manga en la contienda presidencial de Estados Unidos, es éste: se acaba de revelar –porque, recordemos, la cama es un campo de batalla en la política estadounidense– que John Edwards cometió adulterio durante los albores de su reciente campaña por la presidencia, en 2006. Como bien sabe Bill Clinton, el acostarse con otra mujer y ser, a la par, uno de los portadores de los ideales de un pueblo de mentalidad mojigata pero acciones no tanto, como Estados Unidos, no es una buena combinación. Además, a la esposa de Edwards le acababan de detectar un cáncer incurable.

Pero a qué viene a cuento con la álgida y muy cerrada contienda entre Barack Obama y John McCain. En principio, Edwards sponsoreó a Obama, y como sabemos los republicanos son expertos en eso del guilt by association. Segunda, y más importante, el factor Clinton. Si de por sí las huestes del Partido Demócrata ya están polarizadas tras las primarias, este secreto revelado las separará aún más. Cuando a inicios de año se realizó el caucus en Iowa, el destino de Clinton y Obama se selló. Fue entonces que el "Yes we can" se tornó en una realidad, en un sueño posible. Obama quedó en primer lugar, Edwards en segundo y Clinton en tercero, atrás de John por apenas dos décimas. Si el "Edwards affaire" se hubiera dado a conocer antes, muy posiblemente Hillary hubiese arrasado en Iowa, pues sus votantes y los de Edwards tienen el mismo perfil demográfico. El momentum habría sido suyo, y Obama hubiese tenido que asumir la posición del underdog, un lugar que, dado su caracter un tanto mesiánico –con lo poco bueno y lo mucho malo que esto implica–, no le queda, no sabe manejar.

Aún espero que gane Obama, pero los juegos políticos comienzan a adquirir un rostro. Habrá escándalos como éste, habrán broncas raciales, habrán amenazas de muerte. Gane o pierda, Obama correrá el riesgo, además, de convertirse en una caricatura de sí mismo. O es el tipo que todos esperamos, aquel líder con cierta calidad moral y un judgment de hombre sabio, o es un Stalin en potencia, si es que se deja llevar por el ego y la reivindicación racial. La historia, y los muertos, tendrán la última palabra.

Yo, por lo pronto, me uno por primera vez a los optimistas, aunque la realidad dicte otra cosa. Yes-We-Can.

7.8.08

La lluvia es necia. Parece oler la tristeza y caer, inoportuna –u oportuna, según se le vea–, cuando las lágrimas amenazan con acabarse.

4.8.08

Ofrece chef disculpas por recomendar hierba venenosa
EFE
El Universal
Londres
Lunes 04 de agosto de 2008

Antony Worrall Thompson recomendó por equivocación en una revista una planta alucinógena que puede ser mortal

Un conocido cocinero británico, Antony Worrall Thompson, tuvo que pedir hoy disculpas después de recomendar por error una hierba venenosa en una receta para ensaladas publicada en el último número de la revista Healthy & Organic Living.

Worrall, actualmente de vacaciones en España, sugirió en una entrevista añadir unas hojas de beleño negro (Hyoscyamus niger) -una planta alucinógena que puede ser letal- a las ensaladas para hacerlas más interesantes con plantas silvestres.

La revista se dio cuenta del desliz e inmediatamente publicó en su versión digital un aviso a los lectores de que ignoraran la recomendación al tratarse de una planta "muy tóxica que jamás debiera comerse".

En declaraciones a la agencia británica PA, Warrall dijo hoy que confundió el beleño negro con una planta comestible que en inglés tiene un nombre parecido, llamada en latín Chenopodium album.

"Estaba pensando en una planta de nombre similar, no en esta hierba. (El error) es un poco embarazoso, pero no ha habido noticias de ningún afectado. Por favor, transmitan mis disculpas", declaró el cocinero.

La directora de la revista, Kate Collyns, señaló que, además del aviso colgado en internet y de enviar una carta a los suscriptores, piensa publicar una rectificación en su número de octubre, junto con una disculpa del "chef", conocido especialmente por sus programas de televisión.

29.7.08

video video

28.7.08

..:: san diego 2008 ::..

video video videopara mejores resultados: reproducirlos todos a la vez.
Who needs money when you got...?

What do you got?

26.7.08


Sigo en geeklandia. Hoy la fila para entrar al panel de Heroes: Villans era una obstáculo insalvable. Daba vuelta al centro de convenciones, llegaba hasta la marina, y puedo casi asegurar que un tipo vestido de Jesús caminaba sobre las aguas del Pacífico. 

Hice el oso de mi vida: un look alike de Kevin Smith me miró con extrañeza cuando le pregunté si era el famoso director. Rió complacido por la exactitud de su disfraz. Los pies y los ojos se cansan en una convención así. Alguna vez un amigo me dijo que lo más puro del mundo es un gordo contento en su cuerpo. Hoy he visto gordos, flacos, jóvenes y viejos contentos en sus disfraces. No sé si sea algo puro, pero al menos tener la frente tan en alto cuando sabes que has hecho el ridículo, tiene cierto mérito. 

25.7.08

¿geek, yo?


Admítelo, eres un poco geek, me dijo G cuando, a medianoche, empacaba mis maletas, un poco a regañadientes tras una inclemente infección estomacal, para venir a la COMIC CON en San Diego (desde donde escribo estas líneas). La idea de estar en un cuarto rodeado de gente vestida de stormtrooper o de El Cuervo, o de departir con periodistas que son más fanboys que profesionales, no me era del todo atractiva.

Anda, acéptalo, mueres por ir, insistía G.

Bueno, es que voy a entrevistar a todos los de la película de WATCHMEN, y WATCHMEN es una obra maestra de la literatura, no porque sea novela gráfica (ojo, dije novela gráfica y no comic) la vas a hacer menos....

G se botó de la risa. Esa fue la respuesta más geek that I could gave come up with.

En fin, la COMIC CON es algo que geeks, freaks y neófitos deberían de vivir una vez en la vida. Ya sea por fans o por simple curiosidad antropológica. Hay viejecillos enclenques vestidos de Linterna Verde, chavas emo gastándose todos sus ahorros comprando cosas de Nightmare Before Christmas, adultos arrebatándose figurines de Iron Man.

Mientras caminaba esos pasillos eternos en busca de las editoriales independientes, de una oferta para PALOMAR o los comics de ACME o la edición en inglés de EPILEPTIC, me sentía inmune al geekdom, Pero entonces lo vi: un stand dedicado a la serie DEXTER, mi favorita del momento. En él, la novia de DEXTER firmaba autógrafos. La cola era eterna: maldije mi suerte.

Anunciaban un panel dentro de una hora. Subí corriendo las escaleras eléctricas y me topé con el infierno de todo geek, sí, geek como yo. Una fila interminable y un tipo que gritaba que no hicieran más fila, que era totalmente inútil. Pero los geeks, necios como somos, no nos movimos de ahí, esperando que por algún milagro de Stan Lee la sala de conferencias de hiciera más grande.

En mi chamba he entrevistado a cientos, literalmente, de celebridades. Y jamás he estado star struck. Quizás por el ambiente controlado que son las entrevistas y las fiestas, o porque el encuentro es esperado. Pero con Michael C. Hall fue diferente. Mientras estaba en la fila, pasó junto a mí: su mirada enfocada, como la del asesino serial que interpreta en pantalla y con el que, debo confesarlo, a veces me identifico, su paso pausado. Quedé, ahora sí, star struck.

Soy un geek, y qué....

20.7.08

...:: hoy pensé en esto mientras me deslizaba por la sección de verduras del supermercado ::..

11.7.08

Genuis

9.7.08

Yo soy más yo en los días con lluvia. Es en los charcos y las cortinas de agua que escupen los neumáticos y las ventanas vestidas de vapor, donde uno puede dibujar caritas felices y mujeres desnudas, donde mi reflejo es más nítido. Hoy llueve. Una amiga maldice a Tlaloc en su nick del messanger, otro –noruego, ni más ni menos– dice que hay mejor clima en el Polo Norte, otros más llegan a la editorial con los calcetines húmedos, el espíritu con olor a viejo. Pero yo no: me niego a usar paraguas y camino por la ciudad dejando que la lluvia se cuele entre cuello y suéter, entre un pasado que no me suelta –su quijada se traba– y un presente que se renueva. Y entonces llega, siempre, la música de Leonard Cohen, sus palabras como lápidas, esos versos que aunque alegres –pienso en "Diamonds in the Mine"–, inevitablemente me dejan un nudo a la garganta, un regusto a nostalgia. Pienso en amistades perdidas que deseo, en "The Future", reencontrar. Recuerdo los trenes que me han lastimado con su partida, las cartas, las traiciones y entonces pongo "Joan of Arc" y estoy de nuevo en Toulouse, donde viví hace años en un cuartito azul y en donde, cada mañana, me daba los buenos días una estatua de la santa camino a la estación Tolouse-Matabiau. "Famous Blue Raincoat" me hace recordar los triángulos amorosos juveniles, los deseos insatisfechos, las miradas perdidas y recobradas. Llueve. Intento identificar el ritmo del mundo, un patrón en ese golpeteo. Desespero. Me sirvo una taza de café. Encuentro la canción: "The Partisan". Entonces cierro los ojos e imagino a los héroes de la resistencia francesa... y me siento un poco peor. O mejor, según se le mire.

8.7.08

Cómo rodar un Buda de piedra


"Esto parece una historia de Murakami", me dijo F, uno de mis mejores amigos, un tipo fornido que acaba de descubrir su vocación de artista plástico, al empujar, con todas sus fuerzas, el Buda de piedra que G y yo teníamos que recoger en la casa de su madre, próxima a cambiar de dueño. El caserón, de vidrios amplios y un jardín de piedra volcánica, fue la última morada del padre de G, quien le regaló el monolito de orejas colgadas después de que él se compró una rana petrificada. Pero estábamos ahí, F, G y yo, para meter al auto, al Buda de unos 50 centímetros apenas, pero con un peso calculado de 100 kilos y decenas, cientos de recuerdos.

La estatua, sonriente, de esos Budas felices, más símbolo de goce carnal que plenitud espiritual, moraba sobre una escalera. De ahí al auto, un Platina 2003, había apenas 17 pasos que, en realidad, sumaban un abismo. Intentamos de todo. Levantarlo sin una hernia era imposible. Entonces el Buda nos retó: para elevarlo, para que G se llevara ese pedacito de vida consigo, debíamos aplicar sabiduría, paciencia. Encontramos unas cajas repletas de comida caduca, empaques y latas y botellas con etiquetas que nos regresaron a la niñez. Salsas de tomates cosechados décadas atrás, jarras de miel seca con apariencia de estalactita milenaria. Todo era quietud, todo era piedra. Acercamos el auto hasta el borde de la escalera y abrimos la portezuela al máximo. Después colocamos las cajas de cartón entre el semidios y el auto: un puente endeble de alimento tornado en basura por las carniceras leyes del tiempo. G esperaba dentro del auto, de seguro cerrando los ojos o mordiéndose las uñas. Sabía, como los sabíamos F y yo, que un paso en falso y la roca labrada caería sobre nuestros pies. No quedaría un hueso íntegro. Lo hicimos: el Buda pareció ayudarnos, levantar sus manos y dar una marometa. Casi pude escuchar su risa, casi pude ver sus músculos tensarse. Grité dos o tres groserías, como los hombres fuertes en las competencias de hombres fuertes que a veces pasan por la televisión. Después, en silencio, agradecí a Buda. G se quedó en la casa, su antiguo hogar, aquel que en sus piedras volcánicas y su enorme estancia guarda, guardó su pasado. Las risas, las lágrimas, las mascotas y los amigos y las Navidades. Necesitaba una despedida.
F y yo recordamos nuestra propia juventud de regreso al departamento que G y yo compartimos en una calle con nombre de dramaturgo español. F sostenía a Buda, que se apoltronó en el asiento trasero y enseñó los dientes durante todo el camino.

La sabiduría es ajena a la levedad. La sabiduría es densa, pétrea, inamovible.

El Buda seguirá sonriendo mucho, muchísimo tiempo después de nuestro último aliento.

3.7.08

Lo confieso, he pecado.

2.7.08


Termómetro de nuestro país: la albañilería es de los oficios –casi profesión, pues varios maestros le dan dos vueltas a muchos arquitectos e ingenieros– que requieren más destreza física y mental, y sin embargo es de los peor pagados. En el primer mundo puedes vivir de eso: el peligro de colgarte en una pared, de respirar polvo por diez horas, de taladrar, de cortar vidrios, tiene un alto precio.

"Tenían unos 16 años, señor –me dijo el maestro Luis cuando le pregunté si había visto a alguien morir en la chamba–. Se les vinieron unos costales de cemento encima. A uno se le rompieron las costillas, los brazos, sus piernas. Sobrevivió. Pero el otro... una bolsa de cemento se partió y le cayó en la cara. Se ahogó. Le quisieron pasar aire pero sólo sacaban cemento de su boca".

Y muchos ganan el salario mínimo. Quisiera ver a un oficinista, yo incluido, jugarse el pellejo por un pago así, o tener esa fortaleza, o tener conocimientos tan precisos de física.

Qué mundo tan cabrón.

27.6.08


Lo sé, tengo este espacio abandonado. Pero no por mucho tiempo. A veces hay que erigir sobre un terreno baldío.

24.6.08


A veces la vida está en remodelación.

20.6.08

18.6.08

Chimp’s Sex Calls May Reflect Calculation


Del New York Times:

June 18, 2008
Chimp’s Sex Calls May Reflect Calculation
By NICHOLAS WADE

Intricate as the mating dance may be among people, for other primates like chimpanzees and baboons it is even more complicated. This is evident from the work of researchers who report that the distinctive calls made by female chimpanzees during sex are part of a sophisticated social calculation.

Biologists have long been puzzled by these copulation calls, which can betray the caller’s whereabouts to predators. To compensate for this hazard, the calls must confer a significant evolutionary advantage, but what?

The leading explanation involves the way female primates protect their offspring. Male chimps and baboons are prone to kill any infant they believe could not be theirs, so females try to blur paternity by mating with as many individuals as possible before each conception. A side benefit is that by arranging to have sperm from many potential fathers compete for her egg, the female creates conditions for the healthiest male to father her child.

The calls that female chimps make during sex seemed to be just part of this strategy. By advertising a liaison in progress, biologists assumed, females stood to recruit many more partners.

But the study, by Simon Townsend, Tobias Deschner and Klaus Zuberbühler, shows that in making calls or not, the females take the social situation into account.

The researchers monitored the lively love lives of seven female chimps in the Budongo Forest of Uganda, making audio recordings of nearly 300 copulations. In two-thirds of these encounters, they found, the female made no sound at all. This finding undermines the thesis that the principal purpose of copulation calls is to instigate rivalry among males, the researchers reported online Tuesday in the scientific journal PLoS One.

Unlike female baboons, who give a staccato whoop at each copulation, the chimps seem much more aware of the social context. Chimps are particularly likely to be silent and conceal their liaisons when higher-ranking females are nearby. They were most acoustically exuberant when cavorting with a high-ranking male.

The reason may be that other higher-ranking males are likely to be around, too, and by advertising her availability to them a female chimp may gain many influential protectors for her future infant.

The calculus changes when higher-ranking females are around because they are likely to attack the caller and break up the fun. To avoid incest, young females leave their home group and try to integrate with neighbors by offering themselves to socially important males. But the resident females tend to be obstructive, perhaps because they see them as competitors for male protectors and desirable feeding areas.

A similar use of copulation calls could once have existed in the human lineage but if so, it may have lost its evolutionary advantages when human societies developed their distinctive system of pair bonding and made intercourse a largely private activity.

Dorothy Cheney, an animal behavior expert at the University of Pennsylvania, said that copulation calls usually occurred in primate species where the females have visible sexual swellings during their receptive period. Because swellings do not occur in humans, it is hard to speculate about the relevance of chimp sexual calls to human behavior, Dr. Cheney said.

Though human vocalizations during intercourse have not been much studied, they do have “a quite elaborate acoustical structure, which suggests some kind of communicative function,” said Dr. Townsend, who is at the University of St. Andrews in Scotland. Copulation calls are not a feature of public life in Western societies, but the situation could be different in hunter-gatherer groups, which enjoy little privacy.

“I can imagine that these sort of signals may still be very much perceived by other group members and give a female a high degree of control over her willingness to copulate or let others know her sexual state,” said Dr. Zuberbühler, also of the University of St. Andrews.

The female primate’s strategy of blurring paternity could be useful in human societies, too, especially when the rate of illegitimacy is high. “Whether or not this happens in humans I don’t know,” he said. “I wouldn’t be surprised if something similar went on.”

Female chimpanzees have sexual swellings that remain visible for several days, but they ovulate on just one day. A female gives her copulation calls throughout the period, concealing her most fertile time from the males.

“If she was truly interested in meeting with the best males, she should do all her calling during that narrow window when it matters,” Dr. Zuberbühler said. “But she doesn’t. She conceals the time of ovulation by calling throughout her cycle.”

..:: lo que quería decir era...


Estoy harto de los directores que quieren justificar una película mala con argumentos estúpidos. Vi The Happening el viernes y, aunque confieso mi aprecio por algunas propuestas del cine de Shyamalan, ahora sí creo que llevó un guión muy poco trabajado a la pantalla, que las actuaciones son campy a más no poder... que las referencias a Hitchcock y Carpenter y Romero, vamos, hasta al díptico 28 Days/Weeks Later son burdas, autoparódicas. Dice M. Night en una entrevista a CNN:

"No. 1, it's a B movie. This is the best B movie you will ever see, that's it. That's what this is. If there's other things that stick to your ribs as you walk out, that's great, but it's supposed to be, you know, zombies eating flesh."

Bueno, pues los zombies se suicidan, no matan... y de lo de la serie B. ¡Qué fácil! Has una mamada de película y di que es una B Movie. Digo, el director de la reciente Invasion tuvo más decencia profesional y ni siquiera dio declaraciones.

Hollywood: el eterno banquete de egos.

11.6.08

Jetlag: estar y no estar, un buzz poco placentero, un cansancio sin sueño ni tregua.

10.6.08

..::praha::..










video video video video video
Nadie se pregunta, de seguro, por qué no he actualizado este espacio en varios días.

Han sido tiempos de aviones, autobuses, trenes, ampollas, Sienna Miller, cervezas impronunciables, girls like birds revoloteando por calles alguna vez laceradas por la guerra, vuelos cancelados, aviones perdidos y empachados de franceses malhumorados, insolación, sonrisas, vino y queso, Micah P Hinson en el iPod.

La vida, pues.

29.5.08


Pogonophobia is the fear of beards.

28.5.08


Veo Interiores de Woody Allen por cuarta o quinta vez. La primera fue en la prepa, todo era nuevo y deslumbrante, los personajes estaban más muertos que cualquiera que hubiese visto en una película antes. Comprendí lo que era el mentado simbolismo, y bla bla bla. Hoy intento ver el filme de nuevo, y de pronto todos me caen mal: los escritores neoyorquinos que se quejan y viven en un townhouse hermosísimo, el marxista fresa de Manhattan... en fin, sujetos que se quieren hacer los sufridos y viven en un paraíso... irreal, por cierto. Pero bueno, en tres meses seguro la veo y encuentro de nuevo la genialidad.
Leo. Textos vacíos toda la mañana. Durante la comida, sobre un atril improvisado, Cuaderno Salmón 5 y un cuento de Nicolás Cabral, Las pajareras. Notable, y no lo digo porque el autor sea un buen amigo. "¡Canta!", gritan en el cuento. Y de la bocina del estéreo sale la voz de David Bowie, aguda como un polluelo que cayó del nido para morir, solo, sobre una acera transitada.

23.5.08


Sudo. Calor. Supongo que, a falta de coherencia, acudiré torpemente a la palabra "como". La sed, como una humedad hambrienta, consume lentamente, como un lastimero rayo de sol, las horas. La garganta se cierra como un puño encolerizado, el paladar y la hiel, los poros abiertos como una boca famélica. Y es imposible incorporarse, ir al refrigerador y beber, no ahora, no cuando la noche brinda, tras los párpado, una escena tan peculiar: una pista de tartán dentro de un hospital estéril, anticlimático, los rostros de los doctores escondidos tras lentes y boquillas, los vientres de los pacientes expuestos, revueltos como un pescado en el supermercado.

21.5.08


La herramienta más cruel del poder: incitar a la resistencia civil pacífica. ¿Cómo pretender que los indefensos dialoguen con perros rabiosos? Pero, ay, no hay que tener déficit de víctimas.

20.5.08

Fue un sueño turbio, de esos que serían cliché, y hasta ridículos, en una novela.

19.5.08


acquainted with the night

I have been one acquainted with the night.
I have walked out in rain --and back in rain.
I have outwalked the furthest city light.

I have looked down the saddest city lane.
I have passed by the watchman on his beat
And dropped my eyes, unwilling to explain.

I have stood still and stopped the sound of feet
When far away an interrupted cry
Came over houses from another street,

But not to call me back or say good-bye;
And further still at an unearthly height
One luminary clock against the sky

Proclaimed the time was neither wrong nor right.
I have been one acquainted with the night.

–Robert Frost

..:: titular un blog ::..


¿Por qué le puse ..:: ritos y susurros::.. a mi blog cuando lo abrí? Acababa de morir Bergman y fue lo primero que se me ocurrió. Me cansé un poco del nombre. Hoy se me hace cursi, "chistosito", sin mucho sentido. Iré cambiandoel título del blog , creo, hasta que dé con el bueno. Me robo por lo pronto la frase de Dickens porque, de hecho, hoy y ahora vivo el mejor de los tiempos, el peor de los tiempos.

La vida, pues.

16.5.08


Iron Man: qué caro y redituable golpe de pecho.

15.5.08


Más Lego Art, aquí.

..: ay, dolor ::..


Penélope
Scarlett
Un cuarto oscuro
Un par de labios
Jueves, ya. Los días, metralla implacable: la vida en el paredón.

14.5.08

..:: racismo ::..

Los que digan que la campaña presidencial gringa no está y estará manchada por nociones racistas, está muy equivocado. Esta frase me dejó helado: "Hang that darky from a tree!"


y además...

Racist Incidents Give Some Obama Campaigners Pause


By Kevin Merida
Washington Post Staff Writer
Tuesday, May 13, 2008; A01

Danielle Ross was alone in an empty room at the Obama campaign headquarters in Kokomo, Ind., a cellphone in one hand, a voter call list in the other. She was stretched out on the carpeted floor wearing laceless sky-blue Converses, stories from the trail on her mind. It was the day before Indiana's primary, and she had just been chased by dogs while canvassing in a Kokomo suburb. But that was not the worst thing to occur since she postponed her sophomore year at Middle Tennessee State University, in part to hopscotch America stumping for Barack Obama.

Here's the worst: In Muncie, a factory town in the east-central part of Indiana, Ross and her cohorts were soliciting support for Obama at malls, on street corners and in a Wal-Mart parking lot, and they ran into "a horrible response," as Ross put it, a level of anti-black sentiment that none of them had anticipated.

"The first person I encountered was like, 'I'll never vote for a black person,' " recalled Ross, who is white and just turned 20. "People just weren't receptive."

For all the hope and excitement Obama's candidacy is generating, some of his field workers, phone-bank volunteers and campaign surrogates are encountering a raw racism and hostility that have gone largely unnoticed -- and unreported -- this election season. Doors have been slammed in their faces. They've been called racially derogatory names (including the white volunteers). And they've endured malicious rants and ugly stereotyping from people who can't fathom that the senator from Illinois could become the first African American president.

The contrast between the large, adoring crowds Obama draws at public events and the gritty street-level work to win votes is stark. The candidate is largely insulated from the mean-spiritedness that some of his foot soldiers deal with away from the media spotlight.

Victoria Switzer, a retired social studies teacher, was on phone-bank duty one night during the Pennsylvania primary campaign. One night was all she could take: "It wasn't pretty." She made 60 calls to prospective voters in Susquehanna County, her home county, which is 98 percent white. The responses were dispiriting. One caller, Switzer remembers, said he couldn't possibly vote for Obama and concluded: "Hang that darky from a tree!"

La nota completa de thewashingtonpost.com, aquí.

los objetos que soñé (ignoro el contexto):
  • bastón
  • carta de tarot: ahorcado
  • vidrio roto
  • madriguera
  • flauta de barbacoa
  • bisturí
  • grano de arroz
  • guayabera
  • gotas para los ojos
  • pizarrón

13.5.08

Despierto. Surge, de entre mis párpados pegajosos, la primera palabra del día.

Smeared.

12.5.08


A veces los días transcurren sin que uno se de cuenta. Pasan las horas, y la página de entradas nuevas del blog, esta página, espera como los que perdieron el último tren. Se siente un vacío al cerrar los ojos por la noche: hoy no escribí nada, se repite uno, mientras la televisión (G no puede quedarse dormida sin la luz de la pantalla) grita y llora y platica y toca una guitarra o una puerta. Pero sucede, el río de los días, tan lleno de tumultos y a veces tan vacío de palabras. Mudo. Sepultado bajo un aluvión de cartas y signos indescifrables. Luego uno piensa que no importa, que nadie lee este necio tecleo, que el mundo sigue su curso con o sin mis palabras. Y luego no. Luego pienso en las palabras que han cambiado mi vida ("here we are now, entertain us", "every artist is a cannibal", "yes we can", "so it goes") y me convenzo de que un día, tan lejano como el kilómetro 42 para un maratonista novato, un día a alguien le importará mi balbuceo. Y cierro los ojos, y recomienzo. La vida, pues.

9.5.08


Más, aquí.

7.5.08

..:: tom waits speaks (growls) out ::..

6.5.08

can we?


Más ilustraciones here.