26.12.08

Después de más de un año de no hacerlo, me rasuré. Casi no me reconozco, G dice que me quité diez años de encima. Hoy, al despertar, me vino a la mente esa escena en El fugitivo en que Harrison Ford se quita una espesa barba; o aquella en Ligeramente embarazada donde el pobre diablo que por una apuesta se dejó crecer la barba por meses al fin se puede rasurar. Así el cine, así las barbas.

0 No comments?: